Hospédate en antiguas casas Japonesas

0
220

Tres experiencias increíbles tuvimos hospedándonos en Casas y Guesthouses Japonesas. Desde exquisita comida, paisajes alucinantes, charlas increíbles hasta dormir en un patrimonio de la humanidad. Podríamos decir que algunos lugares éramos los únicos turistas no japoneses y en otros éramos  directamente los únicos turistas.

Aquí esta estos tips alucinantes para hacer estas experiencias en Japón.

1.Granjas Gassho en Shirakawago 

Shirakawago pequeño poblado en el corazón de los Alpes, esta considerado patrimonio de la humanidad por la Unesco. Diariamente llegan buses desde Takayama o incluso Tokio para darle a los turistas la posibilidad de recorrer este poblado en el día, comprar artesanía local, subir a los miradores, visitar las históricas granjas y por que no probar sus platos típicos.

Algunas de las granjas han sido adaptadas por sus dueños para hospedar turistas. No es muy fácil dar con ellas, primero porque no tienen teléfono de contacto ni mail, ni aparecen suscritas en ninguna pagina hotelera. Además no todas están abiertas todo el año y según la temporada en que visites el pueblo tendrás abierta al publico una o dos.

Si logras hospedarte en una prometo que será una noche alucinante, con las estrellas en su máximo esplendor, un silencio de montaña abrazador y por sobre todo con la confortabilidad que solo los Japoneses tienen.

Diariamente llegan buses desde Takayama o incluso Tokio para darle a los turistas la posibilidad de recorrer este poblado en el día

Nosotros visitamos este pueblo en invierno, nuestra granja no solo nos sorprendió con una estufa bien caliente, una cama acogedora, sino también con una cena local increíble con platos que no habíamos probado hasta entonces como la hoja de plátano, y lo mejor es que todas las comidas están incluidas en el precio. Además posee unas tinas calientes para luego de un día de frío extremo y te proveen de ropa y botas en caso de no tener el equipo adecuado.

una estufa bien caliente, una cama acogedora,(…) una cena local increíble con platos que no habíamos probado hasta entonces

En las casas solo hay tres cuartos, la exclusividad del servicio es muy buena y el precio es súper accesible.

.

.

.

 

2.Antiguo ryokan en Tsumago.

Tsumago es un pequeño pueblo dentro de la ruta del Nakasendo, famosa por ser parte del camino de los samuráis que viajaban de Tokio A Kyoto.

Muchos amantes del treeking hacen el recorrido entre Tsumago y Magome, dos pueblos separados por un recorrido entre los bosques y montañas con casas rurales a sus laterales y casas de té similares al Japón antiguo.

El treeking tradicional parte de Magome y termina en Tsumago  para así entonces hacer la mayor parte del viaje en cuesta abajo en lugar de cuesta arriba. Los pueblos son muy pintorescos y mantienen su histórica posición a los lados del camino. Tsumago, a diferencia de su pueblo hermano Magome solo tiene unas cuatro cuadras, esta en el corazón del bosque y por la noche no cuenta ni con restaurantes abiertos ni hoteles.

Otra vez tuvimos la suerte de poder contactar una de estas pequeñas y antiguas casas que se debaten entre la carretera. No van a encontrarlas ni en los portales de hotelería mas famosos, solo por contacto con los locales.

Una antigua casa con solo 4 habitaciones, éramos los únicos turistas tanto en pueblo como el ryokan. Y la comida, perfecta para un verdadero viajero.

Una antigua casa con solo 4 habitaciones, éramos los únicos turistas tanto en pueblo como el ryokan

Desde hormigas a pequeños peces crudos y grillos dulces de postre, también incluidas en el precio.Toda una experiencia samurái.

.

.

.

.

3. Casa Gion

Este lugar no podía ser mas perfecto para nosotros, en medio del famoso barrio de geishas, Gion. Se trata de uno de los típicos vecindarios que aun conservan el espíritu antiguo de esta ciudad, con casas bajas y de madera perfectas para hacer de tu viaje toda una experiencia.

Toda una casa estilo japonesa para nosotros a solo dos cuadras de la famosa calle de las geishas.

Contabas con una cocina amoblada, un comedor con televisión y una mesa pequeña al estilo japonés para comer sentados en tatamis. Además de sus típicas puertas corredizas, poseía un cuarto con futones calentitos y un aire frio calor perfecto para apaciguar el frío del invierno. El baño por supuesto con su tina caliente que podías regular el agua desde un control remoto. Una verdadera experiencia para vivir como un japonés.

un cuarto con futones calentitos y un aire frio calor perfecto para apaciguar el frío del invierno

A un precio sumamente accesible y en una ubicación de lo más tradicional, casa Gion es una verdadera experiencia para hacer de tu viaje un autentico descubrimiento.

Si te interesa hospedarte en alguna de estas casas podes escribirnos a  info@tachadelalista.com

Compartir
Artículo anteriorHospedarte en Disney
Artículo siguienteHospedarse en los Ecohabs Tayrona

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre