Roadtrip por las Highland

0
42
Escocia tierras altas highland viajar europa, reino unido medieval castillos libertad clanes escoceses

Escocia divide su país en dos regiones, las Lowland (tierras bajas) y las famosas Highland (Tierras altas). En las Lowland encontraremos grandes ciudades como la antigua Edimburgo, Glasgow, Stirling, St Andrews. Prados interminables, poblados medievales detenidos en el tiempo pero con un sinfín de historia, una vida que intenta ser moderna con tintes del pasado. Sin embargo, a medida que comenzamos a subir nos toparemos con una joya viajera de lo más apasionante, las Highland.

Escocia tierras altas highland viajar europa, reino unido medieval castillos libertad clanes escoceses

Podríamos decir que este territorio de Escocia realmente representa a sus antepasados, es salvaje, inquieta, con climas cambiantes de la noche a la mañana. Neblinas que infunden terror y paisajes que impactan a la vista, montañas, castillos destruidos, fortalezas ocultas, lagos y leyendas. No hay nada como alquilar un coche y lanzarte a descubrir cada rincón de las tierras altas, uno de esos lugares donde no importa el destino sino la ruta en si. Eso si, es un trayecto no apto para miedosos, precipicios frecuentes al compás de una curva y contra curva constante en un camino donde se conduce de la izquierda. Pero a no asustarse por esta Escocia indomable, pues es parte de su encanto.

Tomamos el auto a las afueras de Edimburgo, en pleno enero, con las pocas horas de luz en contra. Nuestra primera parada fue el valle de Glencoe, con un carril en cada dirección entremezclados con senderos de un único paso que se abren ante en uno de  los valles mas espectaculares de Escocia. Esos lugares que tal vez imaginamos en películas o que realmente vimos en films, basta con caminar menos de cien metros entre las rocas y de repente ya no perteneces al mundo de los muggle, y no resulta equivoca la percepción, cientos de escenarios de Harry Potter tuvieron orígenes en estas praderas nevadas que cambian de colores entre el marrón y el blanco a medida que nos adentramos. Lagos espejados, nubes bajas y el silenció mas abrazador que presencie en mi vida. Parece imposible de creer que en estas mismas tierras hubo uno de los enfrentamientos más sangrientos de la historia de este país, hace ya mas de tres siglos, cuando los clanes Campbell y los MacDonald habitaban en la zona y que terminaron por disputarse la región con un enfrentamiento conocido como la masacre de Glencoe.

escocía glencoe valle highland tierras altas , viaje, viajeros, europa, escocía, reino unido, europa, castillos, roadtrip , medieval

Seguimos rumbo a las tres hermanas, tal vez uno de lo puntos más fotografiados, tres idénticas montañas Aonach Dubh , Beinn Fhada y  Gearr Aonach que en gaélico antiguo hablan de su alma protectora como guardianas del valle. Blancas, impolutas, solo mirarlas daba frío. En pocos segundos el sol desapareció tras ellas y nos abrazo una noche azulada que encanto por completo el valle.

escocía glencoe valle highland tierras altas , viaje, viajeros, europa, escocía, reino unido, europa, castillos, roadtrip , medieval

Al caer el ocaso nos desviamos a Appin, tal vez un pueblo no muy turístico para las Highland, pero donde todavía hay iglesias antiguas  a los laterales de la ruta donde hospedan viajeros como nosotros. Una experiencia muy emblemática si desean conocer la vida interior de las Highland. Pues se trata de edificios del siglo XVII que restaurados en su interior son perfectos para vivir en la inmensidad del bosque.

escocía glencoe valle highland tierras altas , viaje, viajeros, europa, escocía, reino unido, europa, castillos, roadtrip , medieval

Ya sin nevisca sobre nosotros, al día siguiente el destino fue Glen Etive, el valle de los ciervos. Cuentan los lugareños que  el comportamiento de los animales cambia asombrosamente cuando uno se adentra en estas tierras. Y es que mientras que por el pueblo corren despavoridos si te cruzas uno en Glen Etive, y este lo permite, puedes hasta acariciarlos. Un verdadero espectáculo para uno de los animales más formidables de la región y otro gran misterio en estas tierras encantadas.

Tomando el auto rumbo a Fort William nuevamente nos topamos con la A82, ruta que bordea los lagos, Lochs, mas bonitos de la región. Montañas y pueblos perdidos entre Loch Leven, Loch Eli y Loch Linnhe,  cada tanto cascadas misteriosas rajan las rocas volviendo cada vez más apasionantes los paisajes. De repente cementerios se abren entre las montañas y encontramos tumbas que datan del siglo XV Y XVI con edificios de roca que sin duda devienen de otra época.  Si la suerte acompaña, en el camino también pueden cruzarse  las famosas vacas de las Highland, en algunos campos encontraran este ejemplar único de la zona que con su inusual capa de pelo hacen de esta postal un destino único.

 

Sin embargo el tiempo se detiene totalmente cuando sobre lago Laich, un cuerpo del Loch Linnhe se abre entre montañas el castillo de Stalker, del siglo XIV, el mismo perteneció al clan MacDougall, luego fue vendido a los Estuardos y perdido en una apuesta frente al clan Campbell. En el interior del castillo hay escaleras que cambian de lugar y llevan habitaciones secretas en caso de asedio. Hasta el día de hoy, el castillo fue recuperado por miembros del clan Estuardo y es propiedad privada. Visitarlo es posible, pero depende mucho la época del año y el poder de las aguas. Pues la única forma de acceder a esta propiedad es en barco.

 

En nuestro ultimo día, el auto nos adentro en un sendero boscoso, tan verde y húmedo que por momentos no veíamos la copa de los arboles gracias a la neblina. Los colores cambiaban constantemente del blanco al verde, del verde al azul.  Caminamos sin rumbo hasta bordear el lago y en cuanto uno se descuida en estas tierras tal vez se encuentre con algo mágico. Y eso nos paso. Una reja sin dueño abierta en medio del camino nos condujo al castillo de Invergarry, lugar donde se refugio el “Bonnie Prince Charlie” luego de la batalla de Culloden. A raíz de eso fue devastado por tropas británicas reiteradas veces, pero sus paredes de roca se negaron a ceder y hoy viven como recordatorio de su historia aunque tal vez algo olvidados en la profundidad de los bosques.

 

Para quienes tomen la decisión de visitar la isla de Skye, la última parada antes de dejar las Highland ,  esta el conocido como el castillo más bello de todo Escocia, Eilean Donan. A unos pocos kilómetros del Skye Bridge se levanta esta construcción medieval que deja sin aliento. Esta fortaleza data del XIII construido por la orden de Alejandro II de Escocia, también se dice que fue refugio de Robert de Brus, el verdadero corazón valiente para los escoceses y tan héroe nacional como William Wallace.  Al día de hoy sigue siendo la residencia oficial de Clan McRae aunque esta abierto al publico en los meses de verano. Visitarlo tanto de día como de noche es impactante. Caminar por su puente de roca mientras escuchamos el agua golpear en sus arcadas nos lleva realmente a otra época, una cualidad que estoy empezando a sentir que tiene Escocia, la capacidad de transportarnos en el tiempo.

Hacer un roadtrip por las Highland de Escocia. Hecho

Compartir
Artículo anteriorCelebrar una Up Helly en Escocia
Artículo siguienteSemana Santa en Jerusalén

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre