Perderse en la medina de Fez

0
142
Si bien Marrakech es la ciudad más turística de Marruecos, Fez tiene la medina más autentica.
.
Fundada en el año 809 es el sector más antiguo de la ciudad amurallada. Patrimonio de la humanidad de la Unesco, es la medina más grande del mundo y probablemente el mejor laberinto de la historia de los hombre, y es que es demasiado fácil perderse en ella. Con sus trescientos barrios, quinientos mil habitantes, diez mil callejones es sin duda un lugar para viajar acompañados y no desesperar al no encontrar la salida.
.
 .
La famosa puerta Bab Bou Jeloud es la entrada hacia esta aventura. Una vez dentro el paisaje se convierte totalmente y todo parece salido de una película medieval. Con sus

casas arcillosas, mercaderes locales que te seducen para venderte sus antigüedades entre ellas lámparas del desierto, manos de Fátima, y hasta elefantes de la suerte que conservan desde hace cientos de años atrás. La influencia bereber y árabe se mezcla entre sus pasadillos y los aromas se entremezclan entre curtiembres y especias. Sin hablar de los vendedores ambulantes que recorren en burros las calles para proveer a los habitantes de garrafas, telas, o cualquier tipo de cacharro. Las señoras con sus túnicas compran el pollo fresco y en cuanto eligen a la gallina el dueño del local la degolla en un solo segundo como solía hacerse años atrás.

TE SEDUCEN PARA VENDERTE SUS ANTIGÜEDADES ENTRE ELLAS LÁMPARAS DEL DESIERTO, MANOS DE FÁTIMA, Y HASTA ELEFANTES DE LA SUERTE

Aunque parece ser uno de los sitios más caóticos del planeta, la medina está organizada
gremialmente, zocos, curtidurías, zonas de hotelería, zonas residenciales, sederías, anticuarios. Igualmente resulta imposible fijar un destino y llegar a él sin al menos perderse unas cuantas veces y además todas sus calles están en árabe lo que lo vuelve un poco complicado a menos que sepas leer sus jeroglíficos.
.
Después de hacer paradas en al menos unos cinco anticuarios, beber té con los vendedores de alfombras dimos con uno de los puntos más emblemáticos de esta medina. La curtiduría
Chouwara. Conocida por estar en el corazón de la medina de Fez, por su aroma agonizante y por supuesto por su postal de colores, es una verdadera belleza oculta. Sin importar frío o calor los hombres descalzos pasan el día tiñendo el cuero de buey, camello cabra o cordero.

LA CURTIDURÍA CHOUWARA (…) SU AROMA AGONIZANTE Y POR SUPUESTO POR SU POSTAL DE COLORES, ES UNA VERDADERA BELLEZA OCULTA

Introducen las pieles en enormes cubetas repletas de excremento de paloma y cal por varios días y luego tienen el trabajo de quitarle los pelos y traspasar las pieles a los fosos cubiertos de tintura donde se pasan otra cantidad de días. El olor es tan nauseabundo que te deben dar pequeñas hojas de menta para oler cuando te acercas a los fosos.
.
.
Muchas tiendas locales tiene terrazas con estas vistas privilegiada, a cambio de que les compres algún pañuelo o que al menos te enseñen sus artesanías te dejaran gozar de este panorama mientras bebes por su puesto el infaltable té de menta.
.
Perderse en la medina de Fez. HECHO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre